Cuando en el medio de un taco ves pasar una moto, sin duda te provoca una cierta “envidia”: El motociclista es dueño de su tiempo y gasta menos dinero en transporte.

Los conductores de motocicletas saben que las motos son irresistiblemente atractivas porque mejoran su libertad, su energía, su buen ánimo e incluso su productividad laboral.

La Anim, por tal motivo te propone, Bájate de la micro y súbete a una moto. El uso de motocicletas es una opción cada día más transversal, hombres y mujeres de todas las edades, optan por un estilo de vida de más calidad y libertad de acción. Conocidas sus ventajas -en términos personales y sociales-, hay muchos que todavía no se deciden y, en consecuencia, pierden tiempo y colman su paciencia en los interminables tacos de nuestras ciudades. Afortunadamente, es una situación evitable rápidamente, sólo basta tomar una decisión! Bajarse de la micro o del auto y subirse a una moto.

Las cifras lo confirman. En un reciente informe de la plataforma comercial Yapo.cl, se destaca que en el primer trimestre de 2016, solo ellos han vendido 6.744 motos usadas, lo que representa 3 motos usadas compradas por hora.

Andar en motocicleta hoy en día genera una sana envidia entre quienes aún no toman la decisión de cambiar su medio de transporte diario. Y, es claro, un conductor de motocicleta tiene una calidad de vida muy diferente: Posee gran  libertad de movimiento, gana una o dos horas más de tiempo por día, tiene mayor flexibilidad a la hora de planificar sus actividades, etc.. Por otra parte, quien conduce una motocicleta mejora su condición física y mental, pudiendo utilizar esta mayor energía física, así como su mayor capacidad atencional y de concentración, en todo lo que hace.

Más Pros que Contras

Entre las ventajas personales, destaca el ahorro en dos aspectos claves que definen la calidad de vida: Ahorro de tiempo y dinero. Los tacos se han transformado en un problema urbano difícil de manejar, y con soluciones a largo plazo, y el precio de la gasolina es uno de los más altos de la región.

Por su parte, los beneficios sociales son muchos, partiendo por el acceso expedito del personal de primeros auxilios y emergencia a zonas apartadas, incluso aisladas; así mismo, funcionarios de Carabineros, Fuerzas Armadas o Seguridad Comunal, cada día comprueban los beneficios de trasladarse en motocicletas para cumplir mejor su misión.

En términos urbanos, las ciudades y sus edificaciones se ven beneficiados, ya que las motocicletas  casi no emiten contaminantes ni humo que ensucia las fachadas de edificios patrimoniales, porque la contaminación además de ser nociva para la salud ennegrece el entorno.

Por todo lo anterior, no es raro que en Chile se esté también imponiendo la tendencia moderna de considerar que movilizarse en 2 ruedas es mucho más eficiente que en 4 ó más ruedas.

Comments

comments