centro cruz del sur

Cuando Pierre Luois Maynie, Fránces de 60 años, motoquero, Sociólogo, Especialista en  Gerontologia, adultos mayores y patalogías Neurodegenerativas, Alzahimer y mal de Parkinson, llega a Porvenir con su esposa Kelli, jamás se imaginó las profundas huellas que dejaria en la comunidad.

El junto a su señora, habían trabajado arduamente durante dos años para poder adquirir una moto BWM de 1.150 cilindradas y un Sidecar simbólo de la unidad familiar. Su objetivo es recorrer Brasil, Argentina y Chile con su proyecto asociativo sin fines de lucro ALISSEA MARTINIQUE.  

A medida que va visitando pueblos y ciudades, con enlases generados previamente, se van realizando contactos con diferentes Centros de Rehabilitación, escuelas, Hogar de Ancianos,etc.,  para promover la solidaridad intergeneracional sensorial y emocional mas eficiente para la comunicación.   Pone como ejemplo la solidaridad de los motoqueros y que esta se extienda a la solidaridad con niños, jovenes y adultos mayores deficientes con discapacidad, por eso se hace el paseo en moto con sidecar con el enfermo, la familia y o los ciudadores.

Porvenir tuvo la suerte de contar con su presencia y fué así, que gracias a gestiones y entrevista con el Doctor Cristhian Sánchez del hospital de la localidad, se logró el enlace con la Sra. Directora del Centro de Rehabilitacion Cruz del Sur, quién recibió a nuestro hermano un día Sábado por la tarde y fuera de su horario de trabajo, lo que se le agradece enormemente   Dicha entrevista dió sus frutos, al dia siguiente, la Sra. Cecilia se dió el trabajo de citar a algunos de los menores con su familia y el día domingo que parecia que seria igual al resto de lo demás domingos, se convirtió en un dia de fiesta, alegría, compañerismo, amistad y solidaridad.   Realmente fué increible ver como los niños disfrutaron del paseo, algunos se atrevieron a ir solos, otros con sus madres, abuelitas y cuidadoras. A algunos padres inclusive le quedo muy clarito lo que sus hijos pediran al viejito pascuero en las fiestas de Navidad de fin de año, quienes de sólo tocar el casco con sus manos, la sonrisa instantáneamente nacia en sus labios.   Pero definitivamente, los mas felices y sin lugar a dudas eran Pierre y Kelly.    En ningún momento mostraron signos de agotamiento, frío, cansancio o hambre todo lo contrario, al final el grupo se convirtió en uno solo… el objetivo de los momentos vividos fueron muy positivos.

Posteriormente Pierre y Kelli fueron invitados a conocer y recorrer el centro.  Asombrados quedaron ambos de lo bien cuidado y alta tecnología que presenta el lugar…el que inclusive contará dentro de pocos meses, con una piscina terapéutica, anelo muy esperado y fundamental para lograr más y mayores avances con los pacientes con deficiencias motrices.

Comments

comments