Flavia Gendre de Mochilera a Motociclista de paso en Porvenir

“La vida da vueltas, muchas vueltas da la vida” y siempre es así.  Gira, gira y gira y  cuando la inquietud de la aventura nos llama, sencillamente, nunca se sabe para donde nos llevara, pero una cosa si es bien cierta… nadie que este atento a las señales puede ni quiere escapar de ellas.

Flavia Gendre Lagos una hermosa jovencita de 26 años, nacida y criada en Suiza, se graduó el año pasado, de la Universidad de Fribourg, donde obtuvo el titulo de Licenciada en Literatura, Filosofía Inglesa y Psicología y cuando comenzó su viaje, su sueño inmediato era hacerlo como mochilera y así viajo por diversas partes del mundo hasta que llego a Punta Arenas Chile, donde su vida tuvo un cambio absolutamente radical…. sus padres aun no saben nada…. teme decirles la verdad, hasta que no se sienta la suficientemente preparada y segura,  !!!!! SE COMPRO UNA MOTO ¡¡¡¡¡.

Su madre, es una Chilena nacida en Curicó, pero que vivió la mayor parte de su niñez y adolescencia en la Capital y que a los 21 años emigro a Suiza a estudiar, donde posteriormente se caso, naciendo Flavia, quién siempre estuvo ligada al mundo de las dos ruedas, ya que desde muy pequeña casi todos los veranos viajaba con su padre en su moto Kawasaky, como mochila.

Cuando llega a Punta Arenas, en el hostal donde encuentra alojamiento, había una chica que andaba siempre con sus pantalones de moto. Durante su viaje desde Santiago y más que todo en la carretera austral, vio a muchas motociclistas, así que sentía curiosidad por saber lo que ella había hecho. Le dijo que se fue de Santiago hasta Ushuaia, que hizo la carretera Austral también, !!! Todo con la moto ¡¡¡.

Y es así como Flavia nos relata “En ese momento le dice “que bakan, me encantaría viajar en moto a mi también, de hecho el próximo viaje me gustaría hacerlo en moto. Cuando veía motociclistas en la carretera, les miraba con tanta envidia!”. La discusión que sigo fue esta:

– Bueno, yo vuelvo a Canadá mañana y la quiero vender. Así qué si la quieres….  te la vendo en 1.000.000 de pesos.

– jajajaja gracias pero no se andar en moto! No tengo licencia, nada…

– yo tampoco!!!!  No tengo licencia y este viaje en Chile fue el primero que hice en moto.

Me invita a verla y ella empieza a mostrarme la moto, que cambió el aceite hace poco, que los neumáticos están nuevos, etc. Escucho a mitad: lo que sólo era una idea antes, algo que “quizás un día voy a hacer” puede ser realidad ahora. Me río interiormente. Sería una locura.

El día pasa y trato de no pensar, pero una voz en mi cabeza me dice: “son sólo 1.000.000 pesos… La moto es casi nueva… Tienes el tiempo para aprender… Si no te gusta la puedes vender de nuevo, hay otras personas interesadas…”

Cuando vuelvo al hostal más tarde, Amy me mira sonriendo. “Jaaa, no me mires así!”. Ella: “sólo es que cuando miras a la moto o hablas, veo estrellas en tus ojos!”.

Tiene razón. A veces, hay que seguir los señales que te da la vida y en este casó todo coincide: la moto es de muy buena marca, calidad y barata; hay un gringo que trabaja en el hostal que me va a enseñar a manejar; tengo el tiempo para aprender; un mecánico esta de acuerdo para explicarme todo sobré la mecánica de la moto, como cambiar el aceite, etc.

Después de una visita a un taller que me dice que la moto esta muy bien  y ademas que “si no la compras, la compro yo!”,  !!!! la compro ¡¡¡

Y así fue que me compre una Honda Tornado, el 5 marzo 2015, en Punta Arenas, después de 3 meses mochileando. Quizás era el destino, quizás una locura, quizás una tontería… El futuro lo dirá.”

Después de un poco mas de una semana de clases de conducción que recibió de parte de Phillips, un norteamericano que conoció en el Hostel, ya se ha sentido capaz y es así como ya ha iniciado su aventura, cruzando el Estrecho de Magallanes, llegando a la localidad de Porvenir, Tierra del Fuego Chilena, en compañía de dos amigos que conoció en la travesía barcaza Pathagon, Greg Ramos de California EE:UU y su novia Angelica de Colombia.   En dicho lugar fueron recibidos por Kitty de Motos sin Fronteras.

Flavia porta orgullosa en su casco la bandera de Chile y la bandera Regional de la XII Región de Magallanes y Antártica Chilena, en honor al país que le ha dado la gran satisfacción de cumplir su deseo de terminar su recorrido en moto.  En la parte delantera de su regalona, lleva la bandera de su país…… El espíritu del motociclista lo lleva en su corazón.

Comments

comments