laexaltaciondelossentidos

N

 

Nada es comparable al sentimiento y experiencias que se obtienen sobre una moto.  Es parte de lo que somos y de lo que queremos ser.   Es una droga, una muy buena a la que no cuesta nada hacerse adicto.   No importa quién seas ni a que te dediques, cuando montas una moto, pasas a formar parte de este grupo de personas. Nada es comparable al sentimiento y experiencias que se obtienen sobre una moto.  Es parte de lo que somos y de lo que queremos ser.   Es una droga, una muy buena a la que no cuesta nada hacerse adicto.   No importa quién seas ni a que te dediques, cuando montas una moto, pasas a formar parte de este grupo de personas.

                                                                     Motociclista

Si cae no llora y se lamenta, ni se asusta o se acongoja…
Aprende del error y si aun puede hacerlo se levanta y sigue adelante rodando.
Si se encuentra tirado, solo, en medio de la nada.
Repara lo necesario con sus propios medios y sigue adelante.
Si encuentra a un Hermano o a un extraño en problemas
Se detiene y ofrece su ayuda.
Si hace mal clima, no tiembla y corre a buscar refugio.
Busca en el horizonte el final de la tormenta y acelera para alcanzarlo.
No teme a las brechas, terracerias o caminos serpenteantes.
Disfruta el paisaje y lo vive con pasión.
Disfruta tanto los días como las noches, la lluvia como el sol,la montaña tanto como la costa.
No conoce el temor a vivir, ni se deja contaminar con los prejuicios de los asustadizos que nunca se han atrevido a comenzar su vida.
Sabe y reconoce la grandeza de un binomio motociclista / motocicleta sin prejuicios de cilindradas, tipos o marcas.
El respeto de otros motociclistas se lo gana acumulando kilómetros y Amistades  no haciendo grilla, vida social o comprando una Harley o una BMW solo por moda o estatus.
Reconoce el valor de una buena moto, un buen casco, unas buenas botas,una buena chaqueta, unos buenos guantes, pero sobre todo… de un buen camarada y hermano.
Bebe, lo que haya que beber, duerme donde haya que dormir, aveces hasta pegado del asfalto y come lo que haya que comer.
Y tal ves su mayor ambición es una moto, una carretera, un buen amigo, Hermano y al final….
Una buena cerveza y una buena Mami…

José Luis Freman

la exaltacion de los sentidosHay una conexión especial entre el motero y su máquina, un momento en que todo tiene su sentido único y propio. Por si sola es una personificación de uno mismo. En algún momento de nuestras vidas todos soñamos con volar, surcar el aire sin nada que nos detenga, es lo que ocurre cuando estas sobre la moto, te transportas por el espacio con un giro del acelerador y al mismo tiempo te dejas llevar por una nueva naturaleza surgida de esta unión, eres otro pero también el mismo, con un apéndice motorizado debajo de ti. Hay un lazo que une a los moteros de todas las geografía e idiomas, una especie de “código” que los hace hermanos sin importar nacionalidades,  cilindradas ni marcas, son dos ruedas y un motor que las une, el común denominador que crea esta “raza”.

  Sabemos lo que significan dos dedos extendidos a la altura de la rodilla izquierda como también que es un casco en al suelo. En ese sentido les dejo este poema que me encontré por ahí.

Comments

comments