Las Susaetas

Chile – Argentina

Hace 20 años mi madre hizo un viaje por Sur América.  Muchos hacen ese recorrido y tal vez más, pero nadie fue capaz de ir en moto , sola sin celular ni internet.. Con el hecho que mi mama sea mujer, todo lo hace más difícil, pero ella fue valiente y audaz, logro todos los desafíos en el camino y en ningún momento se acobardo .  Marcia Susaeta es un icono para todas las mujeres motoqueras o tan solo mujeres, ella logro demostrar que una mujer sola puede lograr todo lo que se proponga.

Esta es la historia de cómo una madre e hija se unen para hacer un viaje que les cambiara su vida y su relación para siempre. Argentina, Brasil y Bolivia, 17 días 8.000 km.

La aventura empezó el 13 de febrero del 2014. Solo unos días antes de partir decidimos hacer este viaje , sobre que llevar, que ruta hacer, cantidades de dinero y mantenciones para la moto. Cuando llego la hora de escoger la ropa me derrumbe totalmente, era la primera vez que tenía qué elegir tres miserables  prendas para llevar, lo cual una de ellas era el tremendo traje de agua que ocupaba casi todo el espacio de la mini maleta. Adema tenía la inquietud de como seria viajar horas tras horas arriba de una moto, ¿me rendiría tan rápido?, ¿llegaría hasta argentina?, todas esas preguntas colapsaron en mi cabeza. Tenía miedo de que la respuesta fuera un sí, no quería defraudar a mi madre,  ya que  se veía tan entusiasmada con todo el asunto.

Cuando llego la mañana del jueves 13 , logramos meter todo el equipaje en  la moto y salimos lo más rápido posible para poder llegar temprano a nuestro primer destino: Mendoza – Argentina.

Llegamos al centro de la cordillera, donde hizo más  frio que nunca, pero ya no importaba por qué estábamos llegando a la aduana Argentina. Cuando logramos salir fuimos directamente a buscar un lugar para comer, llegamos a Uspallata, un hermoso lugar donde estan los mejores restaurantes de carne que hemos estado. Llegamos por fin a Mendoza, hermosa ciudad Argentina. No nos demoramos nada en buscar un buen hotel donde descansar su primer día. Estábamos muy felices y ansiosas  para seguir a nuestro siguiente rumbo.

Salimos de Mendoza camino a Puerto de Iguazú pero nos faltaban varios días para la travesía . La primera parte es de San Luis a Córdoba, lo cual es una carretera totalmente aburrida, todo el paisaje es igual, campo y más campo. Nos tocó lluvia en el camino, una lluvia cálida y tranquila. Sacamos rápidamente los trajes de agua que tanto odio, pero gracias a ese saco negro no me moje de pies a cabeza. Después de ese largo día, empezó lo bueno.

Nos costo mucho descifrar la ruta hacia Córdoba, ya que existían dos caminos, el corto que era igual al camino de San Luis, totalmente aburrido. Y el otro camino llamado la sierra de Córdoba , pero que era más peligroso porque la lluvia había aumentado mucho en su intensidad. Elegimos el camino difícil, típico de mi madre .  Cuando llevábamos parte de la Sierra nos dimos cuenta que era mágico, valió totalmente la pena haberlo recorrido aunque estuviera lloviendo no podíamos dejarlo sin hacer  . Los caminos eran bosques profundos, llenos de puentes que hacían sentir como que una estuviese recorriendo Europa . Por primera vez en mi vida que disfrutaba tanto un paisaje hermoso estando sobre dos ruedas . Las casas, los carteles, todo estaba totalmente dedicado a los pequeños detalles. En los pueblos se encontraban ferias artesanales que son nuestra debilidad estaban allí solo para nosotras . Ese día me transforme completamente, encontré lo hermoso del viaje y me di cuenta de los lugares maravillosos que seguramente  estaban esperando por nosotras  más adelante.

Después de la Sierra, era otro mundo. Empezaba a notarse lo tropical cada vez más. El calor se asomaba y la humedad empezaba a pegase en tu cuerpo. Había palmeras en cada espacio, bandadas de loros, mariposas hermosas, plantas silvestres extraordinarias que yo nunca había visto y crecían como maleza .  Es aquí donde la tierra empieza a ponerse rojiza y así nos acompañara hasta salir de Bolivia .

.PUERTO IGUAZU.  Llegamos al tercer día , unos 1800 km de viaje si no me equivoco  era el lugar que más ansiaba ver, las famosas Cataratas Foz de Iguazú . Mamá  estaba dispuesta a que nos dieramos el lujo de ir a las cataratas por los dos lados, brasilero y argentino…. hoy veremos el lado argentino.

Llegamos al hotel y nos fuimos directo a las Cataratas. Estacionamos la moto y nos fuimos caminando hacia un tren que estaba esperándonos. Llegamos, compramos las entradas y tomamos otro mini tren que nos llevaban directo a las caídas de agua mas impresionantes que he visto. Nos bajamos y caminamos arriba de unos puentes eternos, pero por fin llegamos al mirador….sentí que el momento era pura energía , la magia de la naturaleza .. Nos demoramos 4 días en llegar a Brasil. Mi mama nunca pensó que yo soportaría el enorme viaje de unos 600 km diarios , pero lo logre, y quiero más. …. El viaje esta recién empezando

Brasil – Bolivia

Llego el día de pasar de argentina a Brasil. Ahora nos toca ver el lado brasileño de las cataratas. Mi madre  conoce todo ya que es su tercera vez en Foz de Iguazú en moto , pero para mí es la primera vez. Según mi mama es más lindo por el lado brasileño, mucho más turístico y la vista es mejor. Estaba entusiasmada por comprobarlo.

Llegamos y mi madre tenía razón. Nos llevaron en un bus y luego en un jeep. Teníamos a un guía turístico y nos contaba todo acerca de la flora y fauna.  Nos compramos dos ticket para tomar un bote sodiac que te lleva a las cataratas y te ponen debajo de ellas para que te mojes. Fue increíble. Lo pasamos muy bien y nos reímos juntas. Después nos fuimos a almorzar lo cual era un enorme banquete que tenia de todo. Compramos recuerdos y adhesivos para poner en la maleta de la moto. Fue un tremendo día. Lo pasamos increíble. Pero ya era hora de seguir con nuestra aventura. Llegar al pantanal.

Las carreteras de Brasil son increíbles. En cada minuto veías algo diferente y hermoso. Los tucanes pasaban arriba de nosotras y los papagayos a montones. Desgraciadamente veíamos  a cada rato en la ruta serpientes, cocodrilos y erizos arrollados por los autos  .

Subimos por una ruta que nos llevaba por orillas del rio Paraná todo el tiempo , ya nos acercábamos al Pantanal !!, teníamos el plan de ir a un parque nacional llamado Bonito, muy famoso en Brasil  .

El viaje hasta se ha ido transformando en una relación de compañeras de ruta más que de madre e hija , me he ido involucrando de a poco en  aprender a manejar el famoso GPS ,su procesador de ruta , los mapas y lugares de interés para no saltarnos nada que valga la pena ver , al fin puedo sentir como mi madre dice la aventura en las sangre Susaeta .

Así llegamos Bonito, nos quedamos en una hacienda dedicada al turismo…  era hermosa,  esteros de aguas cristalinas y peces tropicales de agua dulce , palmeras enormes, pájaros exóticos y diferentes actividades para hacer como cabalgatas, kayak, caminatas nocturnas. Escogimos bucear con  peces tropicales y descenso en  kayak , nos quedamos dos días allí , fue un buen descanso , estaba lleno de simpáticos  monitos arriba de los techos de las cabañas y no dejaban de saltar y sacar frutos que estaban en los árboles.  Esas experiencias nunca desaparecen de tu cabeza. Es un recuerdo que perdurara para toda mi vida.

Cuando partimos de bonito, estaba triste de dejar el paraíso , pero mi sentido de la aventura que había despertado a mis 16 años se apoderaba de mi y lo único que quería era avanzar al próximo destino, la famosa hacienda Miranda , que claramente no nos dejo de sorprendernos con sus maravillas incluyendo papagayos silvestres , cocodrilos ,capibaras , el famoso Martin pescador y las bellas pirañas ¡!!

Hasta ahora hemos avanzado por barro, asfalto, lluvia , de todo nos ha pasado ….

Llegamos a la frontera de Bolivia llamada Puerto Suarez , ahora avanzamos por una ruta donde hay tantas mariposas que no te permiten ver con claridad la carretera km y km de mariposas  , me daba mucha pena verlas muertas luego sobre el parabrisas de la moto .

Lo mas bonito en esta ruta fue Sin dudas San José de Chiquitos donde existe una iglesia gigantesca construida por los jesuitas en el año  1540 , el paisaje acá sigue siendo selvático , caluroso pero con una carretera llamada transoceánica de asfalto de primera .

Celebramos en santa cruz de la sierra con amigos motoqueros que hicimos en la ruta  mi cumpleaños numero 17 .

Ya debemos comenzar el regreso ,,, bajaremos por el chaco brasilero hasta argentina, la ruta será Tucumán, san juan, Mendoza , nos llovió los tres días de regreso.

Comments

comments