marco antonio sosa viajero sonador y solitario

Marco Antonio Sosa, un Argentino de la Ciudad de Córdoba un Moto Viajero que salió de su País con el único Propósito de hacer sus sueños realidad y romper fronteras hasta llegar a Alaska. Fueron setecientos cuarenta y cinco días de viaje llenos de anécdotas e historias que él nunca olvidara acompañados de nostalgia ya que cada vez se aleja más de tu tierra natal.

Recorrió 16 Países, conquistando con su alegría y forma de ser a quien en su camino encontraba lejos de las personas que lo conocían pero a cada paso y en cada País hacia nuevos amigos que luego pasaban a ser hermanos, llegando un momento que que las despedidas eran muy difíciles llenas de nostalgia y en algunas ocasiones lágrimas, pues se le hacía difícil despedirse de quien en su momento le brindaba una mano amiga. 

marcoantoniososaviajerosonadorysolitarioCompartiendo una casa una comida o simplemente una charla y siempre tratando de solventar su viaje y poder sacar para la gasolina, añadiendo que también hizo unos parches que representaban de su viaje y una calcas las cuales intercambiaba con otros Moto Viajeros que conocía en Ruta o las vendía entre los clubes de diferentes países que conoció.

Marco muchas veces acampo, en otras ocasiones se quedó en la casa de alguna persona de la cual se hizo amigo como también lo recibieron en algunas Moto Posadas que en su ruta encontró en los diferentes países que conoció Fueron 52.950 kilómetros recorridos junto a su fiel compañera la única que fue testigo de los días de sol, de lluvia, de frio, sin siquiera quejarse siempre fiel a su amo. Marco salió de Argentina con 200 dólares en el bolsillo pero con muchos sueños en la maleta y todas las ganas de hacer sus su proyecto una realidad y mucha   fe de que lo lograría. En este viaje cambio 8 juegos de llantas ,solo una comprada, el resto donaciones que le llegaban a si como el apoyo de muchos talleres que en su ruta encontró los cuales le brindaron mantenimiento y algunos accesorios.

 Marco se volvió “multiproposito”,  fueron 12 diferentes tipos de trabajos realizados en el viaje e incontable cantidad de lágrimas derramadas por todo lo que le significaba el poder hacer sus sueños realidad, algunas lágrimas de nostalgia otras de ira por algún mal momento que siempre el superaba o simplemente el hecho de darse fuerza para para poder culminar sus sueños.


Pese al frio, al sol, al viento o muchas veces al recordar a su hijo y a su querida y recordada familia en cada momento de su viaje los tubo muy presentes.

A Marco nada lo detendría para hacer sus sueños realidad, pues él estuvo rodando 8 meses con la clavícula quebrada. 

Acampo en los lugares más inhóspitos, desiertos, selvas, tundras, bosques y ciudades.

Fueron cientos de amigos nuevos en cada uno de los Países visitados, amigos de los cuales muchas veces era muy difícil despedirse y miles de horas de música reproducida al igual que sin duda algunos miles de kilómetros cantando en la ruta.

Un continente unido, de sur a norte, en un solo viaje, en una sola moto, y con un solo piloto y miles de fotos ademas de  cientos de videos.

 Para Marco de hoy en adelante no habrá nada imposible ya que  se demostró a si mismo que lo puede todo.Ahora Marco ya está en Argentina disfrutando de su familia y su gran motivo de felicidad, su hijo, nuevamente disfrutando de los amigos y adaptándose otra vez a la vida cotidiana con la certeza de que lograra lo que se proponga.

 Estas fueron textual mente palabras de Marco:

 “Gracias amigos, y recuerden esto, pelea por tus sueños, no dejes que nadie te diga que eres incapaz de hacer algo! Demuéstrale al mundo que eres diferente!  y que puedes hacer lo que te propongas! Los quiero, gracias Mis patas, parceros, niatos, maras, carnales, buddies, brothers y a todo bello ser que se cruzó por mi camino. Quiero que todo el mundo vea que las metas y los sueños se logran.

No importa la plata, no importan las barreras, no importan los impedimentos, no importan las fronteras.”

Comments

comments