Hoy en día encontrar la gran satisfacción de asistir a un motoencuentro y sentir que ha valido la pena, todo nuestro sacrificio por asistir, ha ido quedando atrás.  A veces se requiere de meses de antelación elegir el o los motoencuentros adecuados, ya que frecuentemente los mejores eventos quedan a muchos kilómetros de distancia, lo que involucra gastos adicionales en combustible, alojamiento, comida, y los imponderables de la ruta. Muchas veces y ya en ruta, el motociclista se ve expuesto a condiciones climáticas muy adversas y se encuentran en el camino con lluvia, nieve, granizo, barro, neblina, bajas temperaturas, extenso calor, rutas en muy malas condiciones, mal señalizadas, caminos no asfaltados, enlatados que los miran pero no los ven, horas y mas horas de conducción donde arriesgan además sus vidas, para llegar muchas veces en altas horas de la madrugada y en algunas ocasiones con principio de hipotermia, a algún motoencuentro y con que se encuentran? que ha veces nadie los está esperando siquiera y si lo están es sólo para asegurarse de que paguen el vaucher, les entregan alguna chapita o parchesito de la participación, y alguno que otro engañito, dando por terminada la recepción, sin preocuparse de darle al motociclista, un café, un té, un mate, un plato de comida, aunque sea una sopita, un poco de leña para abrigarse y calentar sus gélidos huesos..

Muchos motociclistas eran conocidos y reconocidos puesto que se les encontraba en todo motoencuentro que se realizaba, ya eran parte de su vida.  Algunos de estos eventos, comenzaron cobrando tímidamente y los precios eran muy acorde a lo que se pretende lograr en la realización de un motoencuentro, que es reencontrarse con los amigos y conocer gente nueva.  Sin embargo, poco a poco, algunas agrupaciones, e inclusive algunos municipios, se dieron cuenta que la movida de los motociclistas, era una gran movida…

Solo para que dimensionen lo que está ocurriendo con los motoencuentros, pondremos como ejemplo solo el de Diamante Entre Ríos Argentina… y como decíamos y si ustedes leyeron bien… hay motoencuentros organizados por municipios y este lo es, aquí definitivamente, ningún motociclista los esperara para darle la bienvenida, aquí, posiblemente lo reciba el Alcalde, el Gobernador o las personas especialmente contratadas para ofrecerles hasta planes de pago¡¡¡ Si queridos amigos, la entrada cuesta $ 250 sin distinción de si eres piloto o mochila y ojo…. solo te dará derecho a utilizar el lugar de acampe por los cuatro días, provisión gratuita de leña, uso de baños y duchas acondicionadas para el evento, servicio médico dentro del predio con ambulancias y sala de atención, además de disfrutar de los espectáculos musicales…

Los peatones, ósea los que llegan a pata o en micro, que puede ser cualquiera, el día Miércoles entrara gratis, (no le saques el ojo a tu moto, ni se te ocurra) ya el Jueves le cobrarán 100 pesos, el Viernes y Sábado cancelaran 250 por día.

Y aquí viene lo mejor…y claro esto fue promocionado con tiempo, ósea meses de antelación…. No tienes plata pero quieres ir al motoencuentro de Diamantes? No te preocupes…para todos ustedes, tenemos un Bono especial,  el cual tiene un costo de 250 pesos y se podrá adquirir en dos cuotas (primera cuota en el mes de agosto), abonando en la oficina de Ingresos Públicos de la Municipalidad.  Como dice Condorito, PLOP¡¡¡

En el año 2015, a este moto negocio, arribaron unas 12.000 motos desde distintos lugares del país y también de Brasil, Uruguay, Bolivia y Cuba. Las estadísticas dicen que se logró reunir a 30.000 personas… ni que hablar de la Caravana, multitudinaria. (a los que les guste sacar cuentas que las saquen)
Al respecto Jorge Piñuelo comenta en su face: Esa era una de mis debilidades, viajar a cualquier encuentro, pero se desvirtuó totalmente, antes eran moto-encuentros, ahora son NEGOCIOS-ENCUENTROS, nunca me molestó viajar con lluvia, calor o frío, al contrario lo disfrutaba, pero unos pocos comerciantes se dieron cuenta de la valía de estas reuniones y empezaron hacer negocios con el verdadero motero, nos tratan como el payaso del circo y encima nos despluman monetariamente, precios abusivos en las entradas e insumos son los principales flajelos, te dan cuatro palitos y publican leña gratis como si una bolsa de carbón hiciera la diferencia, los hoteles, bares y restaurantes en tres o cuatro días quieren hacer la diferencia de todo un año, quedan muy pocos moto-encuentros organizados por verdaderos moteros a los cuales seguiré asistiendo, no importa la nafta utilizada y dormir en una carpa siempre y cuando se respire compañerismo y amistad, los comerciantes que se pongan un kiosco pero que no vengan hacer negocios con una pasión.
Y tu que crees que es mejor? que te desplume una Agrupación Motociclística o un Municipio?

Comments

comments