motoposadasangermainysupandillalosesperaencucutacolombia

San Germain y su Pandilla es un club de la ciudad de Cúcuta Colombia, el cual es presidido por Gerson Mantilla,

lo conforman 12 socios o integrantes, cuyas edades fluctúan  de 23 hasta 65 años de edad, un Club de moteros conformados ya hace 4 años, amantes de sus caballitos de acero, los paseos, la sana diversión, la acción social y obviamente lo que mas les gusta es rutear, sentir como el viento golpea sus cuerpos y la lluvia les Bendice. Entre ellos, se pueden encontrar pensionados, maestros de obra, soldadores de electricidad, profesores, recepcionistas, periodista y productor de TV. Resalta la labor social con las personas mas vulnerables de la ciudad y el departamento,  donde han dado a conocer por medio de los programas de televisión, los sitios mas turísticos del departamento de Colombia y de los diferentes países donde han estado, tales como Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y chile.                                                                                                                          

La idea de la motoposada viene del viaje que realizó por 4 diferentes países de suramerica, uno de sus integrantes, Germain Dussan de 45 años quién con un presupuesto de 1.500 pesos, viajo 13.000 kilómetros montado en su “Bendición” una GN 125, entre Abril y Agosto en  el año 2014. Fue una grandiosa experiencia la que vivió, donde percibió en carne propia lo que es la hermandad motera y la unión de familia a nivel internacional, donde le abrieron las puertas de sus casas, le dieron alojamiento, comida y cariño de familia. Al llegar a Cúcuta, llego tan entusiasmado, feliz, contento y agradecido de toda la gente y motoposadas que lo acogieron en su ruta, que inmediatamente entró en conversaciones con su club y la posibilidad de poder abrir entre todos una motoposada.  El acuerdo fue unánime, pero no querían que la motoposada fuese en alguna de sus casas, por lo que comenzaron la búsqueda de un espacio privado, tipo cabaña donde el viajero llegara y se sintiera como en su casa, con las cosas necesarias para poder pasar unos días de descanso en absoluta tranquilidad y esparcimiento, donde además poder proporcionarles alimentación y paseos por las partes turísticas de la ciudad y diferentes municipios del departamento.  Después de dos semanas, encontraron el lugar adecuado, para esto no solo participaron los miembros del grupo, sino que esta motoposada se ha convertido en un desafío familiar, donde participan las esposas, hijos y demás familia.

La Motoposada esta funcionando ya desde hace 8 meses y está ubicada en Corregimiento de San Pedro en Cúcuta a 7 kilómetros del área metropolitana vía al Batallón, ósea está ubicada en plena frontera Colombo-Venezolana.  El lugar fue el elegido porque esta dentro y a la vez fuera de la ciudad, a tan solo 15 minutos del casco urbano, cuenta con áreas verdes, lo que es muy importante, ya que las temperaturas pueden llegar desde 35 hasta 40 grados, siendo insoportable el calor hasta en las noches en la región. En la motoposada caben dentro de la cabaña 4 personas bien acomodadas y fuera de ella alrededor de 100, la que está dividida en tres zonas para acampar.  A tan sólo 100 metros del lugar, la agrupación logro un convenio con un complejo turístico, por lo que los fines de semana previo pago también costeado por San Germain, se puede disfrutar de este y su piscina.

La mencionada agrupación, sostiene el lugar con una cuota mensual que da cada uno de los socios, y actualmente cuentan con dos socios honorarios que envían su aporte desde Francia, Fernando y Claudia Dussan, además cuentan con los ingresos que les genera la publicidad en su pagina web y los canjes que a través de la misma logran.  Pagan un arriendo de 100 dólares que es asumido por ellos como Club.

El motero los puede ubicar por las redes sociales, por facebook o por recomendación de otros moteros o clubes organizados y por último también cuentan con su pagina web www.sangermainysupandilla.com

El motoviajero es recibido desde un determinado sitio que los ubica vía celular o msn de WhatsApp para poder encontrarlos y así darle la bienvenida y llevarlo a la motoposada que será su hogar el tiempo que disponga o que necesite el viajero, que puede ser de dos dias a una semana o mas… en la motoposada desde la llegada se le recibe como hermano, se le acomoda para que tenga su descanso. El motoaventurero o motero, no cancela un solo dólar ni por su comida, alojamiento, ni nada que pueda necesitar durante su permanencia, todo es totalmente gratis.   En el lugar tampoco existen reglas que imposibiliten el ingreso de un motoviajero, tampoco necesita recomendaciones. Al momento de su despedida, se toma la foto de rigor, se le acompaña y enlaza con la siguiente motoposada.

Germain Dussan, Asesor y Jefe de Prensa del Club nos comenta: “En la motoposada han sido muchos los viajeros de diferentes países de suramerica tales como de Venezuela, Ecuador, Perú, Chile y Argentina que se han hospedado en nuestra motoposada y para nosotros como club ha sido un honor compartir con nuestros hermanos moteros, también hemos realizado encuentros moteros y paseos de integración con los diferentes clubes de la ciudad”

Comments

comments