todo-chile-en-contra-patente-delantera

Una intensa campaña de recolección de firmas a nivel nacional, ha comenzado, debido al cambio del formato de la placa patente, que obliga a los motociclistas a llevar el número de esta, en la parte trasera y delantera de las motos.  Esta norma rige en Chile, desde el 25 de Abril de 1984, siendo nuestro país el único en hacerla obligatoria de toda Sudamérica.   Si antes era complicado cumplir con esta normativa, ahora el problema es mayor, ya que su nuevo formato de 145 milímetros de ancho por 120 de largo ( le aumentaron 40 milímetros) ha generado una serie de dificultades al mundo de las Dos Ruedas Nacional, que daña seriamente la integridad de quienes debemos cumplir con esta norma, ya que ninguna de las motos que se importan y comercializan en Chile, vienen con un lugar adecuado para su instalación en el frente, justamente porque es un peligro inminente en caso de producirse un accidente, no tan solo para los motociclistas, sino que también para los automovilistas y definitivamente, no hay alternativas de donde poder instalarlas porque donde sea que se haga, representa un peligro o disminución de la visibilidad en caso de que sean instaladas en el parabrisas o sobre el foco.

 En las zonas extremas, especialmente en la XII Región de Magallanes y Antártica Chilena, donde en cualquier momento se producen ráfagas de viento que a veces superan hasta los 120 kilómetros por hora, estas fácilmente pueden convertirse y ser protagonista de un accidente sin precedentes.

Los estudios demuestran fehacientemente que el motociclista al momento de sufrir un impacto se va hacia adelante o de lado, convirtiéndose la patente en un elemento cortopunzante adicional de sufrir lesiones mayores.  En el resto del mundo hay patentes mas grandes y que se ajustan perfectamente en la parte trasera.

El descontento por esta normativa es generalizado, ya que los legisladores no consideraron que el perforar cualquier parte delantera de las motocicletas, estas automáticamente pierden su garantía, aparte de que al efectuar perforaciones en cualquier parte de ellas, se corre ademas el riesgo de cortar un clave.

De solo pensar en esta desagradable situación, no se puede evitar el dolor de ver como las amadas regalonas, se ven seriamente dañadas en su parte mas importante para la mayoría, su estética.  Y por mas que se esfuercen, ninguna ya quedara igual con tremendo cartel al frente.

Agravando lo anterior, Chile desde el 10 de Marzo del año 2006, cuenta con una Asociación de Motoristas Pro Chile (AMPROCH), que agrupa a motociclistas independientes y Clubes que se unieron a esta iniciativa y que vieron en esta organización un reflejo de acercamiento a solucionar sus problemas. (lomos de toro, calles en mal estado, falta de educación de los motociclistas y automovilistas, etc).   Se realizo una caravana desde plaza Italia hasta el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, donde se le presento al Ministro que correspondía de esos años una solicitud de trabajo en conjunto.

Desde entonces se dio inicio, a una serie de peticiones y se armo una excelente mesa de trabajo en conjunto con el Ministerio de Transportes y Conaset, Comisión Nacional de Seguridad del Tránsito, donde se efectuaron diversas campañas de seguridad Vial.  Pero en esta oportunidad en que era vital y fundamental la representación de este organismo, estos  según refiere su presidenta, la motociclista Clara Espinoza, no fueron considerados ni tomados en cuenta.  Esto demuestra que los legisladores ( y por lo que se ve ninguno es motociclista, ni en su familia ni entorno cercano), en esta oportunidad han cerrado sus puertas, ya que al momento de efectuar los cambios en el formato de patentes, esta Asociación que nos representa no fué tomada en consideración, por lo que se hace un llamado a todos a entrar a la pagina Change Org que puso a disposición Motociclistas Unidos Chile y sumar su voto, que es la única manera de revertir esta situación.

 

 

 

 

 

Comments

comments